martes, 7 de junio de 2016

A veces



A veces uno necesita un gesto, una caricia, un abrazo o simplemente una palabra. Para sentir que sos querido, que alguien le importas. Que todo aquello que haces en algún momento va a tener una recompensa que puede ser positiva o negativa pero que al fin y al cabo algo va a llegar. En este día de replanteos me pregunto cuando va a llegar eso que tanto espero como el amor y la posibilidad de conseguir un mejor empleo en el que te valoren por lo que sos y vales. Y no por lo que puede proyectar un jefe o una persona que no te conoce. Solamente a veces lo espero. 
Publicar un comentario