jueves, 16 de junio de 2011

Reflexión: el miedo a perder

Que gano, cuando pierdo y que pierdo cuando gano. Esos son los interrogantes que se me plantean cada día. Las soluciones están cada uno. No hay formulas mágicas. Solamente la intensión de querer esforzarse para lograr lo que uno quiere. Es por esta razón que nunca debemos desviarnos de nuestra meta.
En su paso pueden surgir diferentes acontecimientos que nos harán crecer, sufrir y transformar nuestra vida de alguna manera.
Una vez mi hermano, en una de las tantas charlas que hemos comenzado a compartir de grandes me dijo: "Debes ponerte objetivos a cortos y alcanzables. Y no debes frustrarte sino puedes hacerlo" Lo importante es la intension para hacerlo y de intentarlo cuantas veces sea necesario.
Publicar un comentario