jueves, 25 de mayo de 2017

El laberinto de la vida






Es aquel en el cual todos somos participantes. Pero que cada uno debe resolver con sus propias herramientas. Para algunos es más fácil y para otros no tanto. El objetivo es sencillo, tratar de salir. Por tal motivo, debemos pasar por diferentes circunstancias hasta llegar a la salida. Algunos buscan la solución en el tiempo, otros ponen manos a la obra para poder lograrlo cuanto antes y finalmente, hay aquellos lo dejan en manos de Dios. Por eso cuanto más deseamos que ocurra un suceso es cuando más debemos descansar en su presencia. Debido a que cuando menos lo esperamos llega eso que tanto anhelamos.
Publicar un comentario